Pintar una estancia



En Pinturas Chinales encontrará todo lo necesario para renovar la decoración de su hogar, bien aplicando unas manos de pintura o utilizando nuestro extenso catálogo de papeles pintados o vinilos.

Pintar un dormitorio, salón, o cualquier estancia es algo sencillo, aunque si es cierto que siguiendo estos consejos, a partir de ahora nos resultará aún más.

Antes de nada hay que preparar la superficie a pintar, despejar la estancia de muebles, quitar los marcos de los enchufes o interruptores eléctricos, cubrir las lámparas o quitarlas si es posible.

El siguiente paso sería utilizar cinta de carrocero para cubrir las superficies que no vamos a pintar (marcos de puertas y ventanas, zócalos, plintos o interruptores de luz que no hayamos podido quitar, etc). Existen varios tipos de cintas en cuanto a tamaños, infórmate antes. Un consejo muy importante referente a las cintas de enmascarar es retirarlas antes que la pintura haya secado, de esta manera nos resultará mucho más cómodo y no nos generará desperfectos.

Es momento de ver si las superficies están listas para ser pintadas, revisaremos si la pintura anterior se levanta con facilidad, si existen esconchones, grietas o fisuras que resanar. Para ello utilizaremos masilla o pasta tapa grietas que con ayuda de una plana o espátula aplicaremos para dejarla secar y posteriormente lijar.

Debemos limpiar el polvo generado con ayuda de agua, jabón o simplemente un trapo, esperamos a su secado antes de aplicar la pintura.

Existen muchos tipos de pintura, de exterior, interior, plásticas, vinílicas, … y por supuesto de diferentes calidades. Consúltanos cual le conviene.

Evitaremos los días húmedos y de exceso de calor, intentaremos pintar con luz natural y con una gran ventilación, de esta manera no solo la pintura secará mucho más rápido, minimizaremos los olores.

Vital importancia tienen las herramientas para pintar, rodillos o brochas convienen que sean de calidad, nos durarán mucho más y además las compraremos según el trabajo a realizar, no es lo mismo pintar una pared lisa que una rugosa.

Comenzaremos por el techo, así si caen gotas en las paredes después podremos corregirlas, no mojaremos en exceso la brocha o rodillo, esto solo nos puede generar burbujas. Esperaremos a que la superficie este seca entre capa y capa de pintura. Utilizaremos rodillo para los techos y paredes, brochas para los ángulos o molduras. De pelo corto para paredes y de lana o pelo largo para paredes con gotelé.

Después de pintado el techo pasaremos a las paredes, siempre procurando aplicar la pintura de arriba hacia abajo. Por último recordad retirad la cinta de enmascarar antes de que se seque, así evitaremos arrastrar la pintura al retirarla.